Project Description

La condición obrera, 2019

Mono de trabajo
Libro: La conquista del pan. P. Kropotkin.
Ilustración: J. Renau. Biblioteca Estudios, s/f  (años treinta),
19 x 12,5 cm.

 

En el contexto obrerista, un buen obrero sustentaba su condición en la fuerza, la rectitud y la sobriedad. De hecho, las ilustraciones de obreros en los carteles y libros de propaganda soviéticos o españoles del Frente Popular, mostraban cuerpos resistentes y musculosos y se despreciaba la debilidad y la pereza.

Sin embargo, Simone Weil cuestionaba esa mística obrera porque el proletariado, incluso después de apropiarse de los medios de producción, no era otra cosa que un cuerpo sometido y explotado que “vive para trabajar y trabaja para vivir”. Esta condición de querer superarse por un lado y de estar sometido por otro, vincula la política con la religión no solo por su relación con la idea de progreso (1), en tanto que proceso lineal histórico encaminado hacia la mejora o superación, sino también por la espera mesiánica de su salvación en forma de revolución.

La obra La condición obrera intenta resumir esta naturaleza mediante un mono de trabajo de talla extra –correspondiente a un cuerpo alto y fuerte– al que se le ha estampado el versículo 17:1 del Génesis: “Anda en mi presencia y sé perfecto”, y un libro de Kropotkin titulado La conquista del pan con una ilustración en su portada del artista Josep Renau con la figura musculada de un obrero.

 

 

(*) Según Karl Löwith, la fe en el progreso reemplazó la fe en la providencia