Project Description

Cuadrado negro craquelado sobre bandera roja desteñida, 2014

Fotografía. 80 x 131 cm.

La fotografía muestra la superposición del Cuadrado negro de Malevich sobre una bandera comunista que ondeaba en el Consulado soviético de Barcelona durante la Guerra Civil. La bandera que estuvo oculta durante el franquismo ha perdido su intensidad cromática y aparece ahora como un antiguo vestigio de poder totalmente desactivado; de la misma manera el cuadro de Malevich pintado en 1915, evidencia también el paso del tiempo mediante el craquelado de su pintura. Para integrarlo sobre la bandera se han manteniendo las proporciones del cuadro con el fin de mantener las proporciones originales del cuadrado negro.

Entrelazar el comunismo y el anarquismo -simbolizado con el negro de Malevitch (1)- pone en evidencia  el antagonismo irreconciliable entre las dos ideologías -ya desde los tiempos de la Primera Internacional-, que explosionaron enfrentándose entre ellas en plena guerra civil española (Sucesos de mayo, 1937) evidenciando su incapacidad de entendimiento para vencer al franquismo; pero también abre la posibilidad de constituirse en una nueva enseña híbrida que abra la posibilidad de construir, como dijo Malevich, un mundo basado en un sentimiento “antecedente y originario”.

(1) El Cuadrado negro de 1915 se puede interpretar, según John E. Bowlt, en clave anarco-social y cultural por su rechazo del arte del pasado y su radicalidad “nihilista” y “bárbara”.  Ver el artículo Agentes de la anarquía en “Vanguardias rusas”, Museo Thissen-Bornemisza, Madrid, 2006.