Project Description

Tensegridad roja y blanca, 2016

Madera, hierro, cable, 170 x 450 x 220 cm

 

El Pabellón Soviético que el arquitecto Mélnikov construyó para la Exposición Internacional de las Artes Decorativas de París en 1925 estaba pintado con los colores rojo, blanco y gris. No se conoce bien la razón por la cual en el Pabellón Español predominaban los mismos tonos, ni tampoco porqué las columnas se pintaron de rojo y blanco. Cabe la posibilidad que la idea partiera del arquitecto Luis Lacasa, que al parecer fue el encargado de la parte ideológica del Pabellón.

En este supuesto homenaje velado a la URSS, hemos de tener en cuenta que Lacasa conocía y admiraba la obra constructivista del arquitecto ruso –que además fue concebida como un instrumento de propaganda–, ni tampoco podemos obviar su afiliación comunista o su compromiso con el 5º Regimiento donde desempeñó tareas de agitación y propaganda.

Tensegridad roja y blanca, está compuesta por tres columnas idénticas a las que soportaban el Pabellón Español, pero con la particularidad de permanecer suspendidas en el aire mediante cables tensionados, de manera que el cruce de las formas resultantes y el contraste de los colores recuerdan a las composiciones constructivistas. Cabe destacar, mucho tiempo antes que Buckminster Fuller se atribuyera la paternidad de la “tensegrity” en los años sesenta, que el constructivista Karl Ioganson ya experimentaba desde los años veinte con este tipo de estructuras y formas espaciales.

Los colores rojo y blanco también se pueden asociar a la tensión y al conflicto. El Lissitzky en su cartel propagandístico “Golpead a los blancos con la cuña roja”, de 1919, utiliza estos colores como símbolo de la lucha del “ejército rojo” contra el “ejército blanco”, –representado por conservadores y monárquicos–, un enfrentamiento análogo al que vivimos en la guerra civil española.