Project Description

Promenade (et promesse), 2016

Díptico fotográfico, 44 x 66 cm c.u.

Una de las obras más importantes del Pabellón Español de 1937 para la Exposición Internacional de París fue la escultura de Alberto Sánchez titulada El pueblo español tiene un camino que conduce a una estrella. En ella, un serpenteante camino ascendía por un tótem de 12,5 m de altura hasta coronar en una estrella comunista de contornos irregulares. Tras la clausura del Pabellón, la escultura desapareció (o se destruyó) y su autor acabó exiliado en Moscú.

Promenade (et promesse) es un díptico fotográfico que muestra una maqueta tallada en madera de El pueblo español tiene un camino… depositada horizontalmente y envuelta, como si fuera un sudario, con un foam que la protege. De hecho el díptico constata el estado “mortuorio” en el que se encuentra –y se encontró– aquel prometedor devenir socializante soñado por Alberto. Su posición yacente nos trae a la memoria el cristo muerto de Holbein, y nos hace recordar la frase pronunciada por Goya en un diálogo imaginado por John Berger y Nella Bielski en El último retrato de Goya (1996): “Cuando alguien está muerto, lo sabes a una distancia de 200 metros. La silueta queda fría”.